Mi hijo no come nada de nada

  • 2
mi hijo no come, alimentación niños, niño no come, niño no quiere comer

Mi hijo no come nada de nada

4 minutes

“Mi hijo no come”. Es una de las consultas que más a menudo recibo es sobre la alimentación y sobre todo, lo poco que comen los niños. En este post vamos a dar algunas claves para ver qué significa comer poco y cómo podemos encontrar la autorregulación.

¿Qué significa comer poco?

Hasta los 6 meses (¡y nunca antes de los 6 meses! Aunque haya cereales de 4 meses, ¡no, por favor!), los niños se han alimentado a demanda, ya sea con biberón, ya sea con lactancia materna. A demanda significa sin horarios y en la cantidad que necesitan. Esto es especialmente eficaz con la lactancia materna porque la leche materna se autorregula con la demanda del bebé: si toma más horas, más veces o según va creciendo la producción y características químicas de la leche cambian.

La alimentación al pecho funciona de un modo óptimo cuando se realiza a demanda. Por ello, se recomienda ofrecer el pecho al bebé cuando éste lo pida y durante el tiempo que quiera, hasta que lo suelte espontáneamente. De este modo se regula la producción de leche según las necesidades del niño, se asegura la ingesta de leche del inicio y del final de la toma, cuya composición es diferente.

Asociación española de pediatría (AEPED)

Aunque la alimentación se haga con leche de fórmula, también debe ser a demanda. 

Así que, en conclusión, hasta los 6 meses el bebé ha comido lo que ha querido cuando ha querido.

Con la introducción de la alimentación complementaria, los padres empiezan a regular esa alimentación. Hemos de recordar que esa alimentación es COMPLEMENTARIA, es decir, la principal debe seguir siendo la leche (del tipo que sea) hasta los 12 meses. Así, primero se le ofrece al niño leche y cuando no quiera más se les pueden ofrecer alimentos (¡mejor si son sólidos!).

Aunque nos parezca que come poco, hemos de pensar que la leche es su alimento principal (y máxima fuente de grasa, proteínas y vitaminas). Nada alimenta más que la leche. Así que ¿realmente come poco o no come según las expectativas que tenemos?

La autorregulación

Poco a poco, el niño sentirá curiosidad por la comida. Lo ideal es que coma lo mismo que comen sus padres y a la misma hora. A los niños les encanta imitar lo que hacen sus padres y cuidadores. Cogerá comida de vuestro plato y jugará con ella. “Eso no es comer”, me diréis. Recordad: ¿sigue tomando leche? Está alimentado. ¿Ha cumplido 12 meses y está dejando de tomar tanta leche? Se está regulando.

Si hasta los 6 meses hemos confiado plenamente en su criterio para comer, ¿por qué desconfiar a partir del año?

Nosotros, como padres, en realidad no sabemos si el niño necesita más proteínas, más hidratos o más grasa. Su cuerpo, sin embargo, sí lo sabe. A nosotros, los adultos, hay días que nos apetece más fruta, otros nos apetece más carne… Para ello es importante que el niño coma alimentos de calidad, bajos en (o con 0) azúcares.

¿Realmente no come nada?

Os invito a hacer un experimento. Anotad en una libreta lo que ha comido vuestro hijo durante el día. Hay que apuntarlo TODO, hasta ese poquito de pan que merendó, la judía verde con la que jugó y el gajo de naranja que medio masticó.

El estómago de un niño de un año es de, aproximadamente, el tamaño de un puño pequeño, es decir, se llena muy rápido. Quizá te parezca que lo que come no es suficiente o no es adecuado. Porque si le dejo comer lo que quiera ¿no comerá solo chucherías? La pregunta que debes hacerte es ¿qué comida tiene a su alcance el niño? Si le ofreces comida saludable (y solo saludable) lo que coma será adecuado según sus necesidades. ya sea mucha cantidad o poca. A lo mejor rechaza un filete de pollo, pero come fruta y pan. ¡Estupendo! Es porque es eso lo que necesita en ese momento. 

Comer como un mayor

Los adultos comemos por hambre, pero también comemos por costumbre y cultura. El niño está aprendiendo eso, poco a poco. Tardará un tiempo en entender que hay un horario, un tipo de platos y unas costumbres relacionadas con la comida.

Consejos finales

  • Algo muy útil es dejar que sea el niño el que elija las cantidades que quiere comer. Poned un plato central y deja que se sirva lo que quiera.
  • No le obligues a comer ni le hagas chantajes. La comida es algo agradable. Si le obligas, lo conviertes en un castigo, en un momento desagradable y de tensión. A veces, por comer una única pinchada más creamos un momento muy desagradable. Tampoco debemos recurrir a premios. Comer es una necesidad, si no quieres, no lo hagas, no voy a premiarte por realizar tus funciones vitales. 
  • No es conveniente ofrecer muchas alternativas. El niño come lo que come su familia. Si ese día no quiere un plato concreto, no se le obliga y puede continuar con otros alimentos que se hayan preparado, con el postre… Pero no se le hace una comida especial (a no ser, por supuesto, que esté enfermo y la necesite).
  • Es mejor no esconder o disfrazar los alimentos, especialmente cuando los presentamos las primeras veces. A veces creemos que un bebé de 6 o 7 meses va a rechazar la verdura o el pescado y los mezclamos con otros alimentos. Al hacerlo, le negamos la oportunidad de conocer el sabor real del alimento. Es preferible que se familiarice desde el principio con él.

Si estás pensando en comenzar con la alimentación complementaria o tienes dudas acerca de la alimentación de tu hijo, puedes ponerte en contacto para una asesoría personalizada en balanceo@balanceoformacion.com o en el 600052327.

 



¿Quieres recibir artículos y novedades sobre educación? (Odiamos el SPAM y jamás compartiremos tus datos con nadie)

* indicates required




 


2 Comments

Vero

21 Junio, 2017 at 8:17 am

Genial!!! Menos mal que yo no tengo ese problema, mis niñas comen muy bien y de todo, pero me ha encantado tu post

    Gloria

    21 Junio, 2017 at 9:04 am

    ¡Muchas gracias!

    La idea es que bien o mal finalmente es algo subjetivo de los padres y que va por temporadas 🙂

Leave a Reply

¡Descarga ahora la guía de relajación en familia!

Recibe tu guía de relajación para casa o la escuela





Recibe noticias y consejos

¡Me apunto!

* indicates required