Organizarse en casa

  • 0

Organizarse en casa

Organizarse en casa es todo un trabajo ya en sí mismo. ¿Qué pasa cuando todo lo que tienes que hacer día a día es tan importante que nada puede dejarse sin hacer? ¿Qué pasa cuando todo lo que necesitan y usted hijos es para ya mismo? ¿Y si lo urgente se está comiendo a lo importante? Te explico una técnica que puede ayudarte a establecer prioridades.

En el mundo de la empresa y de la organización laboral se suele decir que si todo es urgente, en realidad, nada es urgente. Lo importante para realizar cualquier proceso es saber dar prioridad a las tareas imprescindibles.
 
En la crianza y en la organización familiar ocurre algo parecido a cualquier fábrica (y perdóname la comparación tan fría 😅).
 
Tenemos que saber qué debemos hacer y quién debe hacerlo para que todo funcione a la perfección (o casi, que ya sabemos que eso de ser perfectos es algo muy estresante).
 
Para ello, te propongo este cuadro:
 
 
Si te fijas tenemos 4 categorías: lo importante y urgente, lo importante pero no urgente, lo urgente pero no importante y lo no importante y no urgente.
 
  • Lo importante-urgente hay que hacerlo ya mismo y lo debe hacer alguien responsable (es muy importante, así que mejor que lo hagas tú y no se lo confíes a nadie). Por ejemplo, en mi caso, llevar a los niños al médico si están malos es algo urgente que hay que hacer ya y que quiero hacer yo personalmente y no quiero dejar a nadie.
  • Lo importante-no urgente debe hacerlo alguien experto, pero quizá pueda hacerse mañana. En mi caso, arreglar papeleos que son muy importantes y requieren mi atención, pero que no son para ya mismo.
  • Lo urgente-no importante debe hacerse ya, pero quizá no requiere tanta atención y se puede delegar a alguien menos experto (un familiar, un amigo…) Por ejemplo, puedes pedir a alguien que te ponga gasolina en el coche, ¡la necesitas ya!, pero puede hacerlo casi cualquiera (recuerdo que esto son ejemplos, quizá pra ti tu coche es sagrado y no lo toca nadie).
  • Lo no urgente-no importante… ¿es necesario hacerlo? Quizá estamos haciendo tareas que puede hacer cualquier otro y en cualquier momento. Un ejemplo en mi vida sería comprar ropa para los niños. Me da un poco igual cómo sea mientras sea cómoda y me da igual cuándo sea porque siempre tienen de sobra entre regalos y herencias, por tanto es una tarea que no hago. repito que este es un ejemplo de mi vida, puede ser que tú sientas la necesidad de supervisar la compra de ropa.
A lo que vamos: cómo organizarse en casa. Cuando sientas que tienes demasiadas tareas, tómate unos minutos para rellenar el cuadro anterior y ver dónde puedes colocar cada tarea. Quizá tienes demasiadas tareas urgentes e importantes y es el momento de comprobar si realmente son tan urgentes (y podrían pasar a importante-no urgente) o si necesitan sí o sí tu presencia (y podrían pasar a urgente-no importante).
 
Perder ese tiempo reflexionando sobre qué tipo de tareas tenemos en realidad es ganarlo para el buen funcionamiento de la casa y la familia.
 
Cuando tengas todas las tareas distribuidas en los 4 espacios solo tienes qué pensar cuándo harás lo no urgente y quién hará lo no importante. 
 
Al principio, te costará un poco y te llevará tiempo colocar todas las tareas en su sitio, pero con el tiempo te saldrá de manera automática.
 
Básicamente, el cuadro nos invita a delegar en otras personas (nosotros mismos no podemos estar en todo) y a nopre-ocuparnos de cosas que todavía no son urgentes.
 
Y para ti ¿es un problema organizarse en casa? ¿Cómo se te da?
 
Puedes leer otro post sobre cómo me organicé yo con la llegada de mi primer bebé, por si te inspira.
 
Si necesitas una asesoría para organizarte mejor en casa, no dudes en ponerte en contacto. 
 




¿Quieres recibir artículos y novedades sobre educación? (Odiamos el SPAM y jamás compartiremos tus datos con nadie)

* indicates required





Leave a Reply

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Acepto la política de privacidad y uso de datos

Formulario de registro de MailChimp