¿Qué es la crianza con apego? Mitos, leyendas y alguna verdad

  • 0
crianza con apego, maternidad, paternidad, niños, bebés, inteligencia emocional niños

¿Qué es la crianza con apego? Mitos, leyendas y alguna verdad

6 minutes

Desde hace algún tiempo y desde el mundo de la crianza, oímos hablar de la crianza con apego como una manera de criar a los hijos muy especial. 

El término, acuñado por Williams Sears, se basa en los principios de afectividad y cercanía que unos padres deberían proporcionar a los hijos para que este creciera seguro emocional y físicamente.

El problema es que todo esto se presta a múltiples interpretaciones y empezamos a escuchar cosas como

“La crianza con apego está muy bien, pero es que es muy cansado”

“Es que yo no puedo estar 24 horas con mi hijo”,

“Pues yo no he dado el pecho, así que lo del apego me parece una tontería”,

“Intenté hacer crianza con apego, pero es que no me sentía cómoda haciendo colecho”

¿Qué significa esto? Parece como si la crianza con apego fuera una tarea de héroes al alcance de unos pocos, ya que exige mucho tiempo, dedicación y esfuerzo. Bueno, pues tengo una buena noticia: eso no es verdad. Exige, como exige cualquier tipo de crianza, tiempo y esfuerzo. Y exige una reflexión profunda sobre quiénes somos y qué queremos para nuestros hijos. Pero la crianza con apego no es (o no debiera ser) más difícil. Al contrario, nos libera de muchos traumas de nuestra propia infancia y nos conecta con nosotros y nuestros hijos haciendo de la crianza una tarea si no fácil, más agradable y calmada.

¿Qué dice la teoría? Habla de estos 8 principios:

  1. Preparación para el embarazo, el nacimiento y la paternidad.
  2. Alimentación con amor y respeto.
  3. Respuesta sensible a las necesidades del bebé desde que nace.
  4. Contacto materno el mayor tiempo posible.
  5. Propicio del sueño seguro físicamente y emocionalmente.
  6. Propicio del cuidado cariñoso constante.
  7. Práctica de la disciplina positiva.
  8. Búsqueda del equilibrio entre la vida personal y familiar.

Es decir, la crianza con apego no es (solo, únicamente y de manera unívoca) la trinidad de lactancia materna, colecho y porteo. A quien me pregunte, le recomendaría estas prácticas que, como madre y acompañante familiar, me parecen estupendas, pero no porque sean las buenas, sino porque a muchas familias les permite organizarse mejor (comodidad, tiempo, espacio…). 

Pero la crianza con apego no pasa por ellas. ¿Qué significan estos puntos? En resumen: RESPETAR AL NIÑO, no considerarle un ser inferior e imperfecto que tiene que ser mejorado, ponerse en su lugar, entender sus pequeñas decisiones, acompañar sus pequeños dramas, no considerar un capricho todo lo que hace o dice. Aún así, hablaré de cada uno de los puntos para dejarlo aún más claro:

  • Preparación: se trata de tener consciencia de lo que va a ocurrir, de vivirlo de una forma intensa. Y eso cada uno sabe cómo es. Puede ser con doula o sin ella, con un parto en casa o con uno en un hospital que nos hace sentir cómodos. Se trata de sentir que el parto es un momento único y que es necesario tener una preparación física y mental para ello.
  • Alimentación con amor y respeto: da igual si es lactancia materna o artificial. Ya sabemos que la lactancia materna tiene muchos beneficios y yo siempre la voy a recomendar, pero no hay desapego cuando hay lactancia artificial. Lo que implica es que sea consciente, sin buscar el “engorde”, sin mirar horarios, percentiles… Y cuando se introduce la alimentación complementaria, respetar gustos, tiempos y no engañar al niño con productos de engorde (como batidos si no come la verdura).
  • Respuesta sensible a las necesidades del bebé: esto pasa por no dejarle llorar “para que se acostumbre”, por no negar sus emociones (“si no te has hecho daño”, “no pasa nada”, “qué tontería, no tengas miedo”), por hacerle sentir que si pide algo será atendido. No hablo de darle todo lo que pida si no lo consideramos necesario, pero sí atender su petición y explicarle con empatía y afecto y si se puede por qué no se le da.
  • Contacto materno el mayor tiempo posible: el mayor tiempo es el mayor tiempo que podamos y nos haga sentir bien, pero te aseguro que el abrazo de una madre hace tanto bien al niño como a la madre. Después de una noche sin dormir, abrazar a tu bebé va a ser lo que más te relaje. ¿Por qué dice materno y no paterno? Porque el bebé reconoce el olor y la voz de su madre desde el minuto 1. Esto no significa que papá no pueda abrazar y acariciar al bebé, pero es un vínculo que se va formando con el tiempo. ¿Y para eso es necesario llevar al bebé encima todo el tiempo? No, pero, desde luego, notarás una diferencia. Los niños que pasan tiempo en brazos suelen estar más tranquilos y se sienten más seguros y, aunque parezca mentira, tienen mayor autonomía cuando crecen, precisamente por esa seguridad que tuvieron de bebés (así que, tranquilos, no se acostumbran a los brazos). No es necesario portear al bebé o tenerlo 24 horas encima, lo que te haga sentir bien a ti, esa es la medida perfecta. Tampoco debe ser una sola persona, puede ser un familiar, un amigo o un profesional. Estás muy aburrido de que te lo diga, pero te lo voy a decir de nuevo: ¡pide ayuda! A veces es que no sabemos ni cómo hacerlo o qué necesitamos o nos sentimos culpables (ay, la culpa de todo el que tiene un hijo…). Es difícil, lo sé, pero es necesario: solo descuelga el teléfono, manda un mail o un whatsapp a un amigo, familiar o profesional que pueda ayudarte.
  • Propicio del sueño seguro físicamente y emocionalmente: el colecho ayuda a los niños y a las madres a dormir mejor, además de ser una gran prevención para la muerte súbita. El estar cerca les da seguridad y es más práctico para alimentarlo, calmarlo y sentirte tú también más cerca. Pero si no te ayuda a dormir, si tu hijo duerme bien separado de ti, adelante. Pero atiende sus necesidades aunque esté en otra habitación. Sé que vas a hacerlo, pero oirás tanto acerca de esto: que si el bebé te manipula, que si se ríe de ti porque contigo no duerme y sí con la abuela… No le dejes llorar ni niegues sus emociones cuando tenga miedo a la oscuridad y entiende que no quiera dormir solo.
  • Propicio del cuidado cariñoso constante: mirarle a los ojos desde que nace, escuchar lo que te quiere decir, aunque tarde mucho en componer una frase, dar importancia a sus cosas, pedirle las cosas con respeto (“ahora no, por favor, estoy cansado”)… Nos da un poco de miedo ese “constante”. Constante no significa 24 horas, 7 días a la semana. Significa saber que puede contar contigo. Habrá momentos en que haya cansancio o falta de tiempo. Pide ayuda a familiares y amigos para cuidar del niño, desahógate y si el niño puede entenderlo, sé honesto “ahora no quiero jugar, no es por ti, es que yo estoy muy cansado, jugaremos luego”. Siempre le vas a querer, házselo saber, aunque no siempre quieras o puedas estar con él.
  • Práctica de la disciplina positiva: sin castigos, sin premios, sin entrenamientos o amaestramientos. 
  • Búsqueda del equilibrio entre la vida personal y familiar: busca tiempo para tus hijos, para tus hobbys, para tu pareja, para tus amigos… ¿Díficil? Sí, el terror. No te voy a decir cómo hacerlo porque cada familia tiene su organización y necesidades. Así es como lo conseguí hacer yo (que no es la única manera).

Así pues, la crianza con apego no es tanto una lista de prácticas que se hacen o no, sino una actitud de respeto al niño como a un igual, un ser humano como tú con miedos, necesidades y gustos particulares. No se trata de hacer una lista y ver lo que haces bien o mal, se trata de hacerte estas preguntas:

¿Soy feliz con la crianza que le doy a mi hijo?

¿Siento que hay equilibrio en nuestras vidas?

¿Vive mi hijo una vida feliz, calmada y en orden y la vivo yo igual?

¿Tengo el apoyo que necesito en casa y fuera de casa?

¿Mi hijo demanda constantemente atención y yo puedo dársela?

Si tu respuesta es sí, enhorabuena, no sé si estás practicando la crianza con apego,pero seguramente lo estás haciendo genial. Si tu respuesta es no, quizá es el momento de hacer cambios, de pedir ayuda, de analizar y comprender que nadie es perfecto. Lo haces genial, ahora sólo se trata de estar a gusto.

 




 

 

¿Quieres recibir artículos y novedades sobre educación? (Odiamos el SPAM y jamás compartiremos tus datos con nadie)

* indicates required




 


Leave a Reply

Eventos programados

Nov
25
Sab
11:00 am Taller inteligencia emocional pa...
Taller inteligencia emocional pa...
Nov 25 a las 11:00 am – 12:00 pm
Taller inteligencia emocional para padres @ Madrid | Comunidad de Madrid | España
Si no puedes asistir al taller en directo, no te preocupes: dispondrás de la grabación en vídeo durante 72 horas. Inscripciones en https://talleronline-inteligenciaemocional.eventbrite.es   ¿Sientes que pasas demasiado tiempo imponiendo disciplina a tu hijo? ¿Tu hijo

¡Descarga ahora la guía de relajación en familia!

Recibe tu guía de relajación para casa o la escuela





Recibe noticias y consejos

¡Me apunto!

* indicates required